Los peregrinos siguen llegando a Compostela, eso sí, a cuentagotas. Y es que las restricciones impuestas por la Xunta, entre las que está el cierre perimetral de la capital gallega y otros municipios limítrofes, han provocado que el Camino no esté tan frecuentado como días atrás.

Así según los datos de la Oficina del Peregrino en la mañana de ayer recogieron su Compostela en Carretas quince personas. Se trata de un dato muy bajo, incluso para el mes de noviembre, fechas en las que por las condiciones metereológicas suele descender el número de personas que se deciden a recorrer la Ruta Jacobea.

En la plaza del Obradoiro se veían ayer algunos caminantes, pertrechados con ropa de abrigo, para hacer frente a la lluvia y el frío. Cuando el Ejecutivo gallego anunció el cierre perimetral hubo dudas sobre las personas que estaban haciendo el Camino de Santiago, pero finalmente se confirmó que podían llegar a Compostela.

Fuente: El Correo Gallego

Translate »
×

Contacta con nosotros:

× ¿Cómo puedo ayudarte?