Hubo sorpresa, y muy positiva, en la ceremonia de apertura del año santo del 2021. El enviado del papa Francisco, el nuncio Bernardito Auza, leyó al término de la liturgia en la catedral el decreto de la Penitenciaría Apostólica por el que los beneficios religiosos del jubileo se prorrogan durante el año 2022 debido a las circunstancias especiales de la pandemia del covid-19. Esta era una demanda unánime desde Galicia, abanderada por el Arzobispado de Santiago ante Roma, así como por la Xunta y el Concello, para facilitar la presencia en Santiago de peregrinos y visitantes una vez que sea superada la pandemia. El arzobispo, Julián Barrio, agradeció al papa, al concluir los actos religiosos, la ampliación del año santo, que por primera vez durará dos años en vez de uno.

Fuentes próximas al Arzobispado de Santiago no ocultaban este mismo jueves su optimismo tanto sobre el visto bueno de Roma a la petición de ampliación del año santo al 2022 ni tampoco a la posibilidad de una visita del papa Francisco. Bergoglio ya ha manifestado su voluntad de visitar Galicia en cuanto lo permita la situación sanitaria, ahora con un margen temporal duplicado para este Xacobeo, y sobre la ampliación del año santo quedaron cortas las expectativas que apuntaban a una prórroga hasta el 25 de julio del 2022. Así, la Puerta Santa permanece ya abierta desde este jueves hasta el 31 de diciembre del 2022.

Fuente: La Voz de Galicia

Translate »
× ¿Cómo puedo ayudarte?